Tipos de

Personalidad

Evitativo

Cuando se habla de un Estilo Evitativo se hace referencia específicamente a la forma predominante en la cual te relacionas con otros. Tener un estilo de apego no es mejor que tener otro, no hay jerarquías; Cada estilo es una forma distinta de experimentar las relaciones íntimas.

 

En tu caso, el estilo evitativo se trata de tener una visión de la intimidad y de estar junto a otros que es producto de una ventaja adaptativa: las circunstancias de tu vida con otros ha derivado en que tengas una mayor capacidad y disposición de valértelas por ti mismo/a y no depender de otros. Tienes una capacidad de desapegarte rápidamente de relaciones que consideras potencialmente dañinas, y cuando sientes que una pareja o amante está desarrollando demasiada cercanía o intimidad, tu estrategia es mantener una prudente distancia hacia él/ella; tu espacio personal es lo más importante.

 

Cuando evitas que tu pareja esté demasiado apegada a ti empiezas a mandar señales mixtas, puedes devaluar a tu pareja porque tu visión de las cosas es que la autosuficiencia es sinónimo de fortaleza, y la dependencia emocional es sinónimo de debilidad. También puedes utilizar estrategias para distanciarte tanto emocional como físicamente de tu pareja o amante, marcando con claridad los límites ya sea con palabras o con actos. Quizás a lo largo de tu vida amorosa has desarrollado un "ideal" de amante o pareja que ha sido muy difícil encontrarlo en la realidad, lo que probablemente te ha llevado a más de algún desencanto o decepción, la cual asumes con el distanciamiento de esa persona que no cumplió con tus expectativas. También tiendes a desconfiar más de tu interés romántico, temes que el otro con su cercanía empiece a aprovecharse de ti.

 

Aunque tú crees tener las cosas claras, cuando hay discusiones de pareja necesitas escapar o salir de ahí porque si no puedes explotar, y para prevenir eso evades ese conflicto. Esto puede ser especialmente dañino para alguien que busca mayor intimidad en las relaciones (personas con estilo de apego ansioso), y es que esto es importante: no todos tienen la misma visión del romance que tú tienes, hay gente que busca más proximidad y eso está bien, no tiene por qué ser signo de debilidad o inmadurez. De hecho, esas personas son las que más te permiten desarrollar tu espacio personal dentro de una relación romántica, lo que puede ser positivo si es manejado de la mejor forma.

 

Como recomendaciones, es importante que desarrolles una mayor atención a tus comportamientos y percepciones de lo que sucede en una relación romántica. Evitar malas interpretaciones de comportamientos de tu pareja, desarrollar una mayor aceptación y gratitud por el otro, y también aceptarte a tí mismo/a como un ser humano que necesita de otros para alcanzar su máximo potencial. La invitación entonces es a observarse y a desarrollar una mayor conciencia de sí mismo, lo que llevará a una mayor fluidez de tus comportamientos, lo que te permitirá vivir relaciones amorosas más satisfactorias.

Volver